2012. Perspectivas y retos en DESCA en el DF. Experiencias de participación ciudadana en la exigibilidad y justiciabilidad.

El Informe sobre la Situación de los Derechos Económicos, Sociales, Culturales y Ambientales en México (DESCA Nacional) ha sido elaborado desde el año 2002 por el Centro de Derechos Humanos "Fray Francisco de Vitoria O.P." A.C (Centro Vitoria o CDHFFV). Durante estos diez años el Centro Vitoria ha sido la única organización que publica anualmente este tipo de investigaciones en las que se presentan los avances y retrocesos en el cumplimiento de seis derechos; alimentación, salud, medio ambiente, trabajo, educación y vivienda, teniendo en cuenta las políticas públicas nacionales y los estándares internacionales de cumplimiento a los que se han obligado el Estado mexicano, así como el efecto que estos tienen en el ejercicio de sus DESCA en distintos grupos excluidos y discriminados de la población.

Esta experiencia ha sido retomada también para estudiar el estado que guardan estos seis derechos en los años 2007, 2008, 2010 y ahora en 2012 en el Distrito Federal. Este Informe, que titulamos como Perspectivas y retos en DESCA en el Distrito Federal. Experiencias de participación ciudadana en la exigibilidad y justiciabilidad, este año quisimos hacer además un breve balance del cumplimiento del Programa de Derechos Humanos del Distrito Federal y de los resultados de la administración del Lic. Marcelo Ebrad como Jefe de Gobierno del Distrito Federal en la materia, así como un análisis de los retos, perspectivas y principales problemáticas a las que se enfrentará la próxima administración.

Si bien la Ciudad de México es considerada como poseedora de un alto índice de desarrollo, en ella conviven aún zonas rurales y de pobreza. En el Informe se presenta igualmente una reflexión acerca del contexto socio-político que propicia que los programas de gobierno resulten insuficientes o inadecuados para atender las demandas de la población, con acciones incluso que, bajo el discurso del bien común o del desarrollo urbano, violentan directamente los derechos humanos de quienes habitamos o transitamos por esta ciudad. Ante esta situación se desenvuelven diversos procesos de exigibilidad y justiciabilidad mediante acciones sociales y políticas colectivas que buscan resolver los vacíos y la falta de cumplimiento de derechos por parte del Estado, demandándole que cumpla con las obligaciones contraídas en los foros internacional y en las leyes locales con sus ciudadanos y ciudadanas.

En esta ocasión no sólo retomamos el marco internacional que establece los contenidos mínimos para cada uno de estos derechos, así como las obligaciones alas que México se ha comprometido como Estado Parte en los diferentes Pactos y Convenciones que los reconocen y protegen. Aunado a lo anterior, el Informe incorpora también ejes de análisis hoy ya imprescindibles, como la perspectiva de género y el derecho a la No Discriminación. Por ello decidimos vincular el análisis sobre la exigibilidad de los DESCA, como parte del Marco Teórico.

En continuidad con la experiencia asumida en la elaboración del Informe anual sobre la situación de los DESCA en México y sus exigibilidad. 2011, en el análisis de los casos optamos también en este Informe por enfocarnos a los procesos de exigibilidad de los DESCA que se desencadenan a partir de la situación negativa que presenta su ejercicio. El Informe aporta además del diagnóstico sobre la situación de cada derecho, un documento con información sistematizada sobre las experiencias de movilización y participación de la sociedad civil para la exigibilidad de los seis derechos estudiados. Y ello porque observamos que entre el reconocimiento y el ejercicio de los derechos humanos aún persiste una amplia brecha, a pesar de que algunos de los derechos sociales están ya señalados en la normatividad local, y el Distrito Federal cuenta ya con un Diagnóstico y un Programa en materia de derechos humanos.

Además del trabajo de gabinete, para la elaboración del Informe se realizaron visitas y entrevistas a integrantes de organizaciones civiles y movimientos sociales en los lugares en los que se originan los conflictos. Gracias a ello, y por medio del acompañamiento de la sociedad civil organizada, pudimos observar diversas estrategias de exigibilidad impulsadas por grupos o personas de las propias comunidades y movimientos sociales. Percibimos entonces que cada caso se adapta a los contextos y perfiles de quienes los desencadenan. En el caso de la organizaciones de derechos humanos incluido el Centro Vitoria, el acompañamiento a estos procesos permitió visibilidad y documentar violaciones a los derechos humanos, particularmente a los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales, En algunos de los casos se realizaron también actividades de orientación y litigio jurídico. Todo lo cual contribuye a incorporar la perspectiva de derechos humanos en la luchas sociales y en la elaboración y diseño de políticas públicas y marcos jurídicos, que , al proporcionar herramientas que propician el empoderamiento de la sociedad, incentivan la participación ciudadana.