Editoriales | ūüďį Columna semanal de Fr. Miguel Concha en La Jornada

Web original | ūüď∑ Imagen : Conapred

Por: Miguel Concha

S√°bado ūüďÖ

04 de julio de 2020

La discriminaci√≥n es uno de los fen√≥menos estructurales que afectan a personas y grupos en nuestro pa√≠s, particularmente a aquellos que, a causa de los tratos excluyentes o de sometimiento a que son sujetos por raz√≥n de alguna condici√≥n ‚Äďcomo por ejemplo g√©nero, etnia, clase, discapacidad, preferencia u orientaci√≥n sexual, y hasta apariencia f√≠sica, entre otras‚Äď, hist√≥ricamente se encuentran en situaci√≥n de vulnerabilidad. Luego de una serie de luchas y reivindicaciones por parte de grupos tradicionalmente discriminados, as√≠ como de organizaciones, especialistas y actores sociales y pol√≠ticos, como el compa√Īero Gilberto Rinc√≥n Gallardo, el 11 de junio de 2003 se promulg√≥ la Ley Federal para Prevenir y Erradicar la Discriminaci√≥n. Desde su publicaci√≥n, hasta el d√≠a de hoy, esta ley ha tra√≠do consigo importantes avances con respecto a la prevenci√≥n y eliminaci√≥n de la discriminaci√≥n en materia de pol√≠tica p√ļblica, entre ellos la creaci√≥n del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminaci√≥n (Conapred).

El Conapred es, como lo se√Īala su estatuto org√°nico, un organismo descentralizado y sectorizado de la Secretar√≠a de Gobernaci√≥n, con personalidad jur√≠dica y patrimonio propios, cuyo prop√≥sito fundamental es prevenir y eliminar todas las formas de discriminaci√≥n ejercidas contra cualquier persona o grupo, especialmente aquellos que se encuentran en situaci√≥n de vulnerabilidad. Tiene adem√°s como objeto contribuir al desarrollo cultural, social y democr√°tico de nuestro pa√≠s, as√≠ como formular y promover pol√≠ticas p√ļblicas para la igualdad de oportunidades y de trato a favor de las personas que habitan y transitan por M√©xico, y coordinar las acciones en materia de discriminaci√≥n de las dependencias y entidades del Poder Ejecutivo Federal.

Ello no obstante, es indudable que despu√©s de 17 a√Īos el Conapred tiene logros y desaf√≠os importantes. Sobre estos √ļltimos, es claro que no se ha erradicado totalmente la discriminaci√≥n en el pa√≠s y que falta mucho para conseguirlo. De igual manera, los empe√Īos indudables por prevenir y erradicar la discriminaci√≥n no han logrado transformar las instituciones del Estado ni transversalizar la igualdad y la no discriminaci√≥n en el √°mbito de las pol√≠ticas p√ļblicas.

Aunado a esto, desde sus inicios el Conapred cuenta con recursos humanos y materiales limitados y a veces precarios. Sin embargo, de la mano de grupos históricamente discriminados, de personas expertas, organizaciones de la sociedad civil y autoridades en sus diferentes ámbitos y niveles de competencia, el Conapred ha realizado numerosos aportes en la agenda antidiscriminatoria del país.

Entre sus logros destacan estad√≠sticas e investigaciones sobre el fen√≥meno discriminatorio; incidencias en legislaci√≥n y pol√≠ticas p√ļblicas; impacto en programas educativos; opiniones jur√≠dicas; publicaciones y campa√Īas referidas a la igualdad y a la no discriminaci√≥n, con el fin de promover una cultura de inclusi√≥n y respeto a las diferencias, y servicios de orientaci√≥n y mecanismos para presentar y resolver quejas por presuntos actos discriminatorios de autoridades y particulares.

De esta manera, el Conapred ha defendido los derechos humanos de personas y grupos que coyuntural y tradicionalmente han venido siendo discriminados. Entre ellos la comunidad LGBTTTIQA+, pueblos y comunidades indígenas y afromexicanas, personas con discapacidad, personas adultas mayores, migrantes, refugiadas y trabajadoras del hogar, entre otras. Estas personas y grupos han encontrado en el Conapred escucha, orientación, ayuda y respuesta a sus demandas. Además de este patrimonio social acumulado, el Conapred cuenta entre sus fortalezas con su Asamblea Consultiva, integrada por personas pertenecientes a los distintos grupos discriminados, especialistas en diferentes problemas sobre discriminación, expertos en derecho, defensoras y defensores de derechos humanos y activistas sociales por la igualdad y la no discriminación.

Y por ello cumple con su funci√≥n de ser el √≥rgano ciudadano de opini√≥n, asesor√≠a y promoci√≥n de las acciones, programas y proyectos que dise√Īa o desarrolla el Conapred. Como rasgo excepcional, cuenta adem√°s con representatividad en la Junta de Gobierno. Por tanto, la apuesta por atender mejor la agenda antidiscriminatoria del pa√≠s no debe ser el debilitamiento o la desaparici√≥n del Conapred, sino por el contrario su fortalecimiento mediante una nueva estrategia que contemple por lo menos las siguientes exigencias. La designaci√≥n de la nueva persona titular, cuya trayectoria, capacidad y compromiso con la igualdad y no discriminaci√≥n en todas sus expresiones sea indiscutible, mediante un proceso ordenado, transparente y participativo; el incremento, suficiencia y garant√≠a de su presupuesto; la actualizaci√≥n y ampliaci√≥n de sus capacidades y recursos; la promoci√≥n de una reforma de ley que dote de nuevas facultades al Conapred con base en el art√≠culo primero constitucional, y la participaci√≥n activa de su Asamblea Consultiva en todos estos procesos.