Ruta para documentar las afectaciones que resultaron de los sismos del 7 y 19 de septiembre 2017

octubre de 2017

Esta ruta tiene como objetivo contribuir a la documentación de los daños físicos causados por el temblor. Está dirigida a afectados directos, pero también a voluntarios que decidan sumarse a la tarea de documentación. La ruta busca hacer frente a la situación de falta de información clara y confiable suministrada por las instituciones gubernamentales. Se enmarca en un esfuerzo promovido por la sociedad civil de construcción colectiva de datos confiables y seguros sobre lo ocurrido.

Las organizaciones sociales e instituciones académicas que avalan este esfuerzo garantizan que la información recibida únicamente será conocida por personas de entera confianza encargadas de compilarla y encriptarla, y no será suministrada a ninguna otra persona ni institución pública o privada.

El propósito inmediato es compilar y verificar información lo más completa posible sobre las afectaciones sufridas durante el sismo para intentar encontrar a las personas que aún no aparecen, identificar material relevante para su localización, confirmar datos y triangular las fuentes de información existentes, prevenir que se destruya evidencia que pueda determinar la responsabilidad de los daños causados y asegurar que el estado cumpla con sus obligaciones posteriores a los hechos. Se busca a su vez evitar que haya subregistro de datos.

Las personas que ofrecen información pueden solicitar que los datos sean corroborados y ampliados para su caso específico, pero nadie más podrá conocer esa información. Toda la información será encriptada, es decir que los nombres de las personas en cuestión se separarán de los datos que se suministren de modo que nadie pueda acceder a los nombres, y además será verificada con testimonios y fuentes secundarias y oficiales, pero de ningún modo será compartida.

La información que se suministre se sumará a la que ya hemos logrado compilar en visitas directas a lugares afectados por el sismo, así como en hospitales, en los edificios derrumbados y en los albergues, de modo que se cree un archivo no oficial sobre las afectaciones reales sufridas en el sismo. Así todos podremos contribuir a la memoria sobre lo ocurrido sin temer que la información se pierda o sea manipulada o negada por agencias estatales.

Si quienes contribuyen con información necesitan apoyo legal inmediato, la ruta ofrece un contacto telefónico en algunos de los temas, al que podrán llamar para pedir información o asesoría. En la medida de lo posible, las organizaciones de contacto pueden ofrecer sugerencias de acciones a tomar u ofrecer contactos de los profesionistas capacitados para atender situaciones legales que requieren atención inmediata. Sin embargo, las organizaciones de contacto para atención no serán las que reciban la información para documentar las afectaciones, que solo será recibida en el correo electrónico: documentacionsismo2017@gmail.com.

A futuro, si las condiciones se presentan y si las personas que colaboran con el esfuerzo así lo deciden con entera libertad, las organizaciones sociales podrán explorar la posibilidad de apoyarlas en los procesos legales que decidan emprender para obtener atención humanitaria, así como reparaciones, apoyo a la reconstrucción y la identificación de responsabilidades. La ruta se divide en cinco campos inmediatos de acción:

1) Prevenir la demolición prematura de edificios derrumbados o que sufrieron daños estructurales por el sismo.

2) Documentar lo que sucedió con las personas afectadas por el sismo, mediante la recopilación de una base de datos de personas fallecidas y no localizadas, así como de personas afectadas física, psicológica o materialmente;

3) Promover el resguardo de materiales, incluyendo objetos personales, relevantes para su localización, así como la restitución de materiales encontrados en edificios colapsados o en riesgo;

4) Documentación de las condiciones de desalojos y albergues;

5) Oportunidades de reconstrucción y restablecimiento.

Si tu participas en un equipo de voluntarios que pueden documentar la información sugerida en está guía, te pedimos que:

(1) informes al correo documentacionsismo2017@gmail.com en qué edificio, colonia o localidad planeas recoger la información;

(2) recopiles la información que puedas sobre todos o algunos de los cinco campos de acción usando los formatos que encontrarás en documento word que se anexa a este documento para concentrar la información sobre todos o algunos de los cinco campos de acción sobre los que tengas conocimiento, y

(3) que envíes los formatos al correo documentacionsismo2017@gmail.com.

TE RECORDAMOS QUE LAS PERSONAS DIRECTAMENTE AFECTADAS SE ENCUENTRAN VIVIENDO SITUACIONES MUY DIFÍCILES Y QUE ESTE TIPO DE INFORMACIÓN NO ESTA DESVINCULADA DE SUS ESTADOS EMOCIONALES; POR EL CONTRARIO, FORMA PARTE DE SUS EXPERIENCIAS INMEDIATAS. POR ELLO, TE SUGERIMOS QUE SE RECABEN LOS DATOS CON TODA LA SENSIBILIDAD Y ÉTICA QUE HA CARACTERIZADO EL APOYO DE LA SOCIEDAD CIVIL FRENTE A LA TRAGEDIA. EN LA MEDIDA DE LO POSIBLE, SOLICITA EL ACOMPAÑAMIENTO DE UN/A PSICÓLOGO/A CUANDO RECABES INFORMACIÓN Y UTILIZA COMO REFERENTE EL CODIGO DE ÉTICA DEL COLEGIO DE ETNÓLOGOS Y ANTROPÓLOGOS SOCIALES (CEAS). 

A continuación, ofrecemos una lista del tipo de información por campo de acción, las posibles acciones jurídicas que de ellas se derivan, y los contactos de las organizaciones a las que pueden acudir para explorar la posibilidad de obtener asesoría jurídica.

Para empezar, es necesario registrar la siguiente información (ver formatos adjuntos):

• Nombre del informante, género, nacionalidad y si pertenence a un pueblos indígena
• Ciudad y estado
• Teléfono
• Mail

1) Prevenir de manera prematura la demolición de edificios derrumbados o que sufrieron daños estructurales por el sismo

Información

Durante los primeros días posteriores al sismo, se interpusieron 14 amparos en la Ciudad de México para evitar el uso de maquinaria pesada que pudiera obstaculizar la búsqueda efectiva de personas con vida. De esos 14 amparos, el poder judicial otorgó siete. Sin embargo, se ha documentado que en algunos de los edificios en que no se interpuso un amparo o que el amparo no procedió, la estructura fue demolida a los pocos días después de 19S o, en el caso de otros edificios, la maquinaria pesada entró inmediatamente después de que las autoridades dieran por concluida las tareas de búsqueda. En la mayoría de los casos, la demolición de estos edificios se realizó sin antes divulgar de manera pública una lista del total de personas rescatadas en el derrumbe y si fueron encontradas con o sin vida y sin antes realizar un peritaje confiable para determinar la causa del colapso del derrumbe. Estos actos complican las investigaciones necesarias para identificar y sancionar a posibles responsables, al igual de contar con la documentación necesarios para exigir el cumplimiento de obligaciones estatales con las personas damnificadas posteriores a los hechos y de instituciones privadas como aseguradoras.

Es relevante distinguir los inmuebles que sufrieron un derrumbe de los inmuebles que si bien no se cayeron, han sido detectados como peligrosos y, por ende, evacuados. Estos últimos se encuentran a la espera de un peritaje más profundo para determinar si el inmueble se puede reconstruir o si será necesario demolerlo. En ambos casos (inmuebles derrumbados o dañados y evacuados) es importante contar con un dictamen pericial previo al derrumbe donde se determine las causas del daño estructural, a fin de determinar las posibles responsabilidades administrativas y penales.

Sabemos que este tipo de inmuebles significan un peligro para todos los vecinos de la zona. Por ello, es relevante que se haga una inmediata prelación de los inmuebles a dictaminar, a fin de dar prioridad aquellos que representen un mayor peligro para las personas.

El primer campo de acción requiere seguir promoviendo resistencia ciudadana y amparos en los lugares en donde pueda haber demoliciones. Para ello, se podrán usar el correo electrónico y la línea telefónica al final de esta guía para denunciar intentos de demolición y solicitar asesoría legal para presentar amparos. En estas solicitudes, debería incluirse información lo más completa posible sobre: las autoridades a cargo en el lugar (quién se ve que esté al mando, si están dejando a expertos actuar y tomar decisiones, si ha intervenido el ejército o la marina, si se permitió el ingreso de brigadistas, etc); si le consta que las autoridades han dicho que van a suspender la búsqueda de personas o a meter maquinaria pesada sin haber verificado si aún hay sobrevivientes o cuerpos; en caso afirmativo, qué justificaciones se dieron; si se observa que hay autoridades como CNDH, Comisión DF u otras, y si es así, si están levantando información sobre desaparecidos y fallecidos, si están exigiendo que haya un protocolo para el trato de restos y documentos, qué tipo de trato le están dando a familiares, etc.

En adición a ello, convendría documentar todas las acciones de demolición llevadas a cabo. Hay edificios cuya demolición ha pasado desapercibida, como el de Viaducto casi en la esquina de Torreón (detrás de Obrero Mundial), en la Ciudad de México que según testigos fue demolido menos de 48 horas después del sismo sin que casi nadie lo notara.

Información

La información a recabar debería incluir:

• Tipo de edificio (escuela, maquila/empresa, habitacional, comercial, edificio de gobierno, etc.);
• Estado del edificio: derrumbe, riesgo de derrumbe, preparaciones para demolición, etc.
• Fecha de colapso del edificio en el caso de que haya colapsado;
• Autoridades que participaron en actividades en el lugar (Marina, Protección Civil, Ejército, Topos, Gobierno, Policías, Bomberos, etc.) y otras organizaciones: (ONG, organizaciones sociales, partidos políticos, etc.);
• Fecha de inicio de tareas de búsqueda;
• Fecha cierre de tareas de rescate;
• Estado actual del edificio (si el edificio fue demolido, fecha de demolición, y nombre de autoridad que ordenó la acción);
• Identificar líderes/referentes o afectados (vecinos, familiares, trabajadores, etc.) que puedan tener información y a los que podamos dar seguimiento;
• Identificar empresas dueñas de maquinaria, de edificios, de maquilas, de marcas que operan, constructores, etc.
• Descripción detallada de la situación/problemática: (rescate, acordonado, no dejan pasar, hostilidad, cerco de información, trabajadores en riesgo, despojo, etc.)

Información existente sobre personas encontradas en el edificio:
• ¿Las autoridades publicaron alguna lista, o mencionaron tenerla?;
• ¿Hay algún esfuerzo no institucional de construcción de un listado de ese tipo?;
• ¿Hay ordenes de realizar un peritaje?
• En el caso de afirmativo, quién lo solicita, fecha de solicitud, estado de peritaje;
• ¿Hubo resistencia a la demolición por parte de afectados o sociedad civil?
• Si es así, ¿qué trato le dieron las autoridades?
• ¿Observa alguna irregularidad en el proceso de demolición de su edificio?

La información se puede mandar por correo electrónico: documentacionsismo2017@gmail.com

Si tienes dudas o necesitas asesoría inmediata, puedes acudir a la Clínica Jurídica de la Universidad Iberoamericana, usando esta línea telefónica: (55) 5950- 4000 o (55) 9177- 4400, ext. 7979

2) Documentación de personas desaparecidas o fallecidas por el sismo, y de otro tipo de afectaciones

Información

Durante los primeros días posteriores al sismo, se interpusieron 14 amparos en la Ciudad de México para evitar el uso de maquinaria pesada que pudiera obstaculizar la búsqueda efectiva de personas con vida. De esos 14 amparos, el poder judicial otorgó siete. Sin embargo, se ha documentado que en algunos de los edificios en que no se interpuso un amparo o que el amparo no procedió, la estructura fue demolida a los pocos días después de 19S o, en el caso de otros edificios, la maquinaria pesada entró inmediatamente después de que las autoridades dieran por concluida las tareas de búsqueda. En la mayoría de los casos, la demolición de estos edificios se realizó sin antes divulgar de manera pública una lista del total de personas rescatadas en el derrumbe y si fueron encontradas con o sin vida y sin antes realizar un peritaje confiable para determinar la causa del colapso del derrumbe. Estos actos complican las investigaciones necesarias para identificar y sancionar a posibles responsables, al igual de contar con la documentación necesarios para exigir el cumplimiento de obligaciones estatales con las personas damnificadas posteriores a los hechos y de instituciones privadas como aseguradoras.

Es relevante distinguir los inmuebles que sufrieron un derrumbe de los inmuebles que si bien no se cayeron, han sido detectados como peligrosos y, por ende, evacuados. Estos últimos se encuentran a la espera de un peritaje más profundo para determinar si el inmueble se puede reconstruir o si será necesario demolerlo. En ambos casos (inmuebles derrumbados o dañados y evacuados) es importante contar con un dictamen pericial previo al derrumbe donde se determine las causas del daño estructural, a fin de determinar las posibles responsabilidades administrativas y penales.

Sabemos que este tipo de inmuebles significan un peligro para todos los vecinos de la zona. Por ello, es relevante que se haga una inmediata prelación de los inmuebles a dictaminar, a fin de dar prioridad aquellos que representen un mayor peligro para las personas.

El primer campo de acción requiere seguir promoviendo resistencia ciudadana y amparos en los lugares en donde pueda haber demoliciones. Para ello, se podrán usar el correo electrónico y la línea telefónica al final de esta guía para denunciar intentos de demolición y solicitar asesoría legal para presentar amparos. En estas solicitudes, debería incluirse información lo más completa posible sobre: las autoridades a cargo en el lugar (quién se ve que esté al mando, si están dejando a expertos actuar y tomar decisiones, si ha intervenido el ejército o la marina, si se permitió el ingreso de brigadistas, etc); si le consta que las autoridades han dicho que van a suspender la búsqueda de personas o a meter maquinaria pesada sin haber verificado si aún hay sobrevivientes o cuerpos; en caso afirmativo, qué justificaciones se dieron; si se observa que hay autoridades como CNDH, Comisión DF u otras, y si es así, si están levantando información sobre desaparecidos y fallecidos, si están exigiendo que haya un protocolo para el trato de restos y documentos, qué tipo de trato le están dando a familiares, etc.

En adición a ello, convendría documentar todas las acciones de demolición llevadas a cabo. Hay edificios cuya demolición ha pasado desapercibida, como el de Viaducto casi en la esquina de Torreón (detrás de Obrero Mundial), en la Ciudad de México que según testigos fue demolido menos de 48 horas después del sismo sin que casi nadie lo notara.

Información

La información a recabar debería incluir:

• Tipo de edificio (escuela, maquila/empresa, habitacional, comercial, edificio de gobierno, etc.);
• Estado del edificio: derrumbe, riesgo de derrumbe, preparaciones para demolición, etc.
• Fecha de colapso del edificio en el caso de que haya colapsado;
• Autoridades que participaron en actividades en el lugar (Marina, Protección Civil, Ejército, Topos, Gobierno, Policías, Bomberos, etc.) y otras organizaciones: (ONG, organizaciones sociales, partidos políticos, etc.);
• Fecha de inicio de tareas de búsqueda;
• Fecha cierre de tareas de rescate;
• Estado actual del edificio (si el edificio fue demolido, fecha de demolición, y nombre de autoridad que ordenó la acción);
• Identificar líderes/referentes o afectados (vecinos, familiares, trabajadores, etc.) que puedan tener información y a los que podamos dar seguimiento;
• Identificar empresas dueñas de maquinaria, de edificios, de maquilas, de marcas que operan, constructores, etc.
• Descripción detallada de la situación/problemática: (rescate, acordonado, no dejan pasar, hostilidad, cerco de información, trabajadores en riesgo, despojo, etc.)

Información existente sobre personas encontradas en el edificio:
• ¿Las autoridades publicaron alguna lista, o mencionaron tenerla?;
• ¿Hay algún esfuerzo no institucional de construcción de un listado de ese tipo?;
• ¿Hay ordenes de realizar un peritaje?
• En el caso de afirmativo, quién lo solicita, fecha de solicitud, estado de peritaje;
• ¿Hubo resistencia a la demolición por parte de afectados o sociedad civil?
• Si es así, ¿qué trato le dieron las autoridades?
• ¿Observa alguna irregularidad en el proceso de demolición de su edificio?

La información se puede mandar por correo electrónico: documentacionsismo2017@gmail.com

Si tienes dudas o necesitas asesoría inmediata, puedes acudir a la Clínica Jurídica de la Universidad Iberoamericana, usando esta línea telefónica: (55) 5950- 4000 o (55) 9177- 4400, ext. 7979

Imagen destacada :

Entradas relacionadas:

 

Organizaciones exigimos información y certezas sobre edificio de Bolívar esquina Chimalpopoca después del sismo.

 

 

El Reglamento de la Ley de Movilidad inhibe el Derecho a la Libertad de expresión y a la Protesta Social

 

 

ONG piden Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres para la Ciudad de México

 

 

ONG repudian ascenso de quienes obstaculizan el acceso a la justicia en la Ciudad de México

Carta de Consejeras y Ex-Consejeros de la CDHDF sobre proceso de elección de nueva presidencia