Agresiones contra la ANUEE violentan el derecho a la protesta y a la integridad e intimidad personales

AGRESIONES CONTRA LA ANUEE VIOLENTAN EL DERECHO A LA PROTESTA Y A LA INTEGRIDAD E INTIMIDAD PERSONALES.

Ciudad de México, 26 de mayo de 2017

El miércoles 24 de mayo del 2017, entre las 9 y las 10 de la mañana, agentes de la policía municipal de Chimalhuacán, Estado de México, detuvieron a 5 integrantes de la Asamblea Nacional de Usuarios de Energía Eléctrica (ANUEE), en la Avenida Sindicalismo, entre Acayetl y Bordo Xochiaca.

En el momento de la detención, la policía municipal indicó que su intervención había sido solicitada por la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para retirar del lugar a las y los integrantes de la ANUEE que se encontraban realizando actividades de protesta civil pacífica. Sin embargo, CFE niega que hayan sido ellos quienes hicieron dicha solicitud.

Las personas detenidas, en su mayoría adultas mayores y entre las que se encontraban 4 hombres y una mujer, fueron llevadas a la Séptima Delegación de la Comandancia Municipal de Chimalhuacán. Nunca se les notificó la acusación o causa de su detención. De acuerdo al testimonio de uno de los detenidos, los hombres fueron privados de libertad en los separos del lugar; tras ello, fueron forzados por integrantes de la policía a bajarse los pantalones y retirarse la ropa interior. La mujer que detuvieron fue llevada a un separo diferente.

Poco antes de ponerles en libertad, las personas detenidas fueron forzadas a firmar un documento, el cual no les permitieron leer. También fueron despojadas y despojados de sus pertenencias durante la detención, incluyendo gafas y zapatos.

Mientras las personas de la ANUEE estaban privadas de libertad, personal de CFE instaló los postes y la interconexión de líneas aéreas, acción que habría motivado los actos de protesta civil pacífica.

Denunciamos este acto como evidentes detenciones arbitrarias y de hostigamiento contra las y los integrantes de la ANUEE, así como la violación al derecho a la protesta y a la integridad e intimidad personales.

El derecho a la intimidad o a la vida privada es aquel ámbito de la libertad necesario para el pleno desarrollo de la personalidad, espacio que debe estar libre de intromisiones ilegítimas, y que constituye el presupuesto necesario para el ejercicio de otros derechos. Uno de los componentes del ámbito de la intimidad personal es “la intimidad corporal o pudor”. Por ello, cuando se exhibe públicamente y contra la voluntad de las personas las partes del cuerpo que generalmente no son descubiertas, en contextos no propicios y arbitrarios, se viola su privacidad corporal, consecuentemente se transgrede su intimidad personal.

Las revisiones corporales, para ser respetuosas de derechos humanos, sólo pueden realizarse cuando medie causa legítima establecida en una norma que las justifique, se deben realizar por autoridad competente, en lugares donde exista privacidad y a través de procedimientos adecuados, los cuales deberán considerar la edad, sexo y circunstancias de la persona que puedan ameritar un trato diferenciado; cualquier forma de injerencia que se aparte de estos mínimos será arbitraria y, por tanto, violatoria de derechos humanos, entre otros del derecho a la intimidad personal.

Responsabilizamos al gobierno y policía municipal de Chimalhuacán, así como a la CFE, por la comisión de estas violaciones a derechos humanos. Reiteramos a la Comisión Nacional de Derechos Humanos la urgencia de implementar las medidas cautelares que este Centro de Derechos Humanos ha solicitado para las personas de la ANUEE que continúan en resistencia contra los cobros indebidos excesivos de energía eléctrica por parte de la CFE.

Recordamos que la resistencia de la ANUEE es ya un referente en la defensa colectiva de los Derechos Humanos y es un aliento para la construcción de un país más digno y en paz.

 

Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria OP, A.C.

Contacto: Jorge Luis Aguilar: 56596797 ext. 227