La Escuelita es un espacio dirigido y construido por y desde las juventudes en el que, durante seis meses, se busca colectivizar saberes y experiencia que permitan el fortalecimiento de procesos y la elaboración de herramientas desde la aproximación crítica y transformadora a los derechos humanos en clave de educación popular.