2013. Manual de herramientas jurídicas para la defensa de los DESCA en el DF

Las personas que integramos el equipo de trabajo del Centro de Derechos Humanos “Fr. Francisco de Vitoria O.P.” A.C. (de aquí en adelante, Centro Vitoria) estamos firmemente convencidas de que los derechos humanos deben verse reflejados en la vida de las personas, por lo tanto todas debemos tener herramientas disponibles que nos ayuden a defenderlos, y nuestro principio es que el Derecho no debe pertenecer sólo a los abogados, sino a todas y cada una de las personas que diariamente luchan por mejores condiciones de vida.

El Manual de Herramientas Jurídicas para la Defensa de los DESCA en el Distrito Federal nace a partir de nuestra experiencia de más de 29 años defendiendo derechos humanos, así como de los más de 10 años en la defensa y promoción de los DESCA. Una motivación fundamental nace del acompañamiento a víctimas de violaciones del derecho a la vivienda, a la salud, a la alimentación, entre otros; y del interés de más personas en defender sus derechos. Por ello en 2013 nos dimos a la tarea de generar un proyecto que aportara en el conocimiento de tales acciones como herramientas cercanas y accesibles en la defensa jurídica de estos derechos, para lo que partimos desde las propias experiencias de las personas.

En este Manual podemos encontrar la descripción de las herramientas tanto jurídicas como no jurídicas para la defensa de los DESCA. El Centro Vitoria y muchas organizaciones defensoras, así como los movimientos sociales, los mismos jueces y magistrados, los abogados postulantes independientes y los funcionarios públicos estamos convencidos de que los recursos jurídicos son indispensables en la actividad de defensa, por lo que es necesario que estos instrumentos se modifiquen, conserven y actualicen en razón de su eficacia y eficiencia; sin embargo también estamos conscientes de que en muchos de los casos los recursos jurídicos resultan insuficientes y de que las acciones que contribuyen a mejorar la posibilidad de defensa incluyen, también, acciones directas como el activismo artístico o las campañas de información en redes sociales.

En las herramientas jurídicas tenemos al amparo, las acciones colectivas, el proceso de responsabilidad ambiental o el juicio de nulidad, que aunque no son todas, sí son las que son más utilizadas y las que más éxito han tenido o a las que más provecho les podemos sacar. En las herramientas no jurídicas tenemos los recursos de queja, las actividades de comunicación y las herramientas de acceso a la información, entre otras.